Get Adobe Flash player

PRUEBAS INSTALACIONES ELÉCTRICAS

 

• Prueba de las instalaciones protegidas por Interruptor Diferencial.

Esta prueba es de gran importancia ya que nos permite verificar el estado real del Interruptor Diferencial. Con esta prueba sabemos si su sensibilidad es la adecuada y, sobre todo, cuál es su tiempo de disparo. Un interruptor Diferencial protege a las personas de cualquier contacto que se pueda producir accidentalmente con el suministro eléctrico, y por ello es de vital importancia que este tiempo sea lo mas reducido posible (del orden de milésimas de segundo. Las consecuencias de tener un interruptor diferencial defectuoso pueden ser de una enorme gravedad y, desgraciadamente, no se comprueba periódicamente.

• Revisión de los Armónicos en la Red.

Pueden encontrarse fácilmente con problemas armónicos en la red, las instalaciones que contengan:

a) Material electrónico: ordenadores, impresoras, fotocopiadoras, fax, etc.
b) Alumbrado a base de balastros electrónicos, es decir, lámparas de bajo consumo.
c) Motores con reguladores de velocidad, rectificadores, hornos de arco, etc.

Pudiendo causar las siguientes anomalías:

a) Transformadores que suministran cargas aparentemente normales se sobrecalientan enormemente.
b) Conductores neutros se sobrecalientan en exceso.
c) Sobrecalentamiento de baterías de condensadores de energía reactiva.
d) Disparo de Interruptores Magnetotérmicos cuando les atraviesa una carga inferior a la de su amparaje máx.
e) Reducción del par motor en motores de inducción, con el consecuente daño o destrucción de los mismos.
f) Sobrecalentamiento de las Partes Activas de los motores.
g) Tensiones entre neutro y tierra.

Tras la detección de los armónicos en distintos puntos de un sistema de distribución de energía, se establecerán los métodos concretos para corregir sus efectos.

• Medición de la Resistencia de Tierra.

Las puestas de tierra se establecerán con objeto, principalmente, de limitar la tensión que con respecto a Tierra puedan presentar, en un momento dado, las masas metálicas, aseguran la actuación de las protecciones y eliminan o disminuyen el riesgo que supone una avería en el material utilizado.Por la importancia que ofrece desde el punto de vista de la seguridad, cualquier instalación de toma a tierra deberá ser obligatoriamente revisada, por lo menos una vez al año, y repararla si no ofrece la Resistencia mínima admitida, que se aconseja sea inferior a 20 o 80 Ohms según el caso.

• Medición de la Resistencia de Aislamiento.

Las instalaciones deberán presentar una Resistencia de Aislamiento por lo menos igual a 1000 veces la Tensión Máxima de Servicio expresada en voltios, con un mínimo de 250.000 ohmnios. Durante la medida los conductores, incluyendo el conductor neutro, estarán aislados de tierra, así como de la fuente de alimentación de energía a la cual estén unidos habitualmente. Si las masas de los aparatos receptores están unidas al conductor neutro, se suprimirán estas conexiones durante la medida, restableciéndolas una vez terminada ésta. La medida de aislamiento entre conductores se efectúa después de haber desconectado todos los aparatos de utilización tanto de alumbrado como de fuerza.

• Medición de la Resistencia de Bucle.

Este sistema de protección consiste en la puesta a tierra de las masas, asociada a un dispositivo de corte automático sensible a la intensidad de defecto, que origine la desconexión de la instalación defectuosa. También se pueden unir las masas de la instalación al conductor neutro, de tal forma que los defectos francos de aislamiento se transformen en cortocircuitos entre fase y neutro, provocando el funcionamiento del dispositivo de corte automático y, en consecuencia, la desconexión de la instalación defectuosa.

• Medición de Tensión de Contacto.

Es la Diferencia de Potencial que, durante un defecto, puede resultar aplicada entre la mano y el pie de una persona, que toque con aquella una masa o elemento metálico, normalmente sin tensión.

• Verificación del buen estado de Aislamiento y Sección de los Conductores, revisando cajas de empalme, bases de enchufe, etc.

El buen estado de los conductores es esencial para poder evitar averías y accidentes. No pueden haber conductores con tensión al alcance de la mano y que no estén protegidos por conductores o cajas de empalme. No puede haber mecanismos ni laminarais que nos permitan acceder, accidentalmente, a cualquier elemento conductor de la instalación. A

• Verificación de la Conexión a Tierra en bases de enchufe y luminarais con carcasa metálica.

No deberán existir bases de enchufe y luminosas con carcasas metálicas sin la adecuada conexión a Tierra. El buen estado de las citadas conexiones garantizan la no existencia de accidentes y averías, separándolas si no ofrecen la resistencia mínima admitida.

• Verificación del correcto Amparaje de las Protecciones Magnetotérmicas y su relación con la Sección de los Conductores.

Un interruptor magnetotérmico permite que, a través de él, transcurra una cantidad de corriente determinada. Cuanto mayor es el interruptor, mayor es la cantidad de corriente que circula, por eso la sección de los conductores debe tener una estrecha relación con estos valores.

• Revisión de las Protecciones contra Contactos Directos e Indirectos.

Las protecciones contra contactos directos son las siguientes:

a) Alejamiento de las Partes Activas de la instalación en una distancia límite de 2,5 metros hacia arriba, 1 metro lateralmente y un metro hacia abajo.
b) Interposición de obstáculos que impidan todo contacto accidental con las Partes Activas de la instalación.
c) Recubrimiento de las Partes Activas por medio de un aislamiento apropiado. Protección contra Contactos Indirectos: en cada caso son diferentes y dependen de la naturaleza del suelo, particularidades del lugar, etc.

• Medición de la tensión de pico Mide el punto máximo al que llega la tensión en un momento dado.

Las subidas bruscas de tensión son las causantes de que se fundan las lámparas en un tiempo inferior al de su vida media. También provocan irregularidades en los equipos informáticos y en todos los componentes electrónicos de su instalación.

• Medición de la tensión en verdadero valor eficaz.

La tensión tiene una forma de onda sinusoidal. Cuando en una instalación hay armónicos, esta onda se distorsiona y crea una serie de anomalías en la instalación, que se explicitan en el apartado de armónicos.

• Comprobación de la intensidad de pico.

Es la intensidad máxima que circula por su instalación en un momento dado. Es imprescindible conocerla para poder dimensionar correctamente las protecciones magnetotérmicas y la sección de los conductores.

• Comprobación de la intensidad en verdadero valor eficaz.

Al igual que la tensión, la intensidad tiene una forma de onda sinusoidal y, al aparecer armónicos, esta onda se distorsiona y crea anomalías en su instalación.

• Análisis de la potencia reactiva.

Nos permite conocer el estado de la batería de condensadores y si se ajusta realmente a sus necesidades. A • Análisis del factor de potencia Es la relación entre la potencia activa y la aparente, y nos permite comprobar si su batería de condensadores funciona correctamente y está bien calibrada.